.
ver el documentalLas vacunas han cambiado el mundo en gran medida con la erradicación de terribles enfermedades, desde la viruela hasta la poliomielitis y la difteria, y probablemente añadiendo unas cuantas décadas a nuestra esperanza de vida. Pese a las ventajas -avaladas por numerosos estudios científicos que muestran su seguridad- un creciente movimiento de padres teme a las vacunas. En algunas comunidades de Estados Unidos, un número significativo de padres las rechazan por completo, ante el riesgo de regreso de enfermedades prevenibles por vacunación como el sarampión y la tos ferina.

En La guerra de las vacunas, el documental de PBS – FRONTLINE se ponen al descubierto los argumentos científicos que avalan  la seguridad de las vacunas y examina el debate cada vez más amargo entre el el sistema sanitario público y una formidable coalición populista de los padres, celebridades, políticos y activistas que están armados con las últimas redes sociales -como Facebook, YouTube y Twitter- decididos a resistir la presión de la sanidad pública de vacunar a los niños a pesar de que exista consenso entre la comunidad científica de la fiabilidad y seguridad de las vacunas. En este enlace podéis encontrar el programa emitido el 27 de abril de 2010 por la cadena PBS.

5 pensamientos sobre “La guerra de las vacunas”

  1. Desde hace tiempo que me preocupa este tema. Muchos amigos míos han decidido no vacunar a sus hijos y suelo tener acaloradas discusiones con ellos. Mi argumento es el siguiente: no vacunar a nuestros hijos es una actitud egoísta para la sociedad entera. No discuto la posible existencia de alguna contraindicación para la salud (si bien parece todavía no haber pruebas suficientes). No voy por ahí, creo que sería tonto argumentar con una certeza absoluta que las vacunas no hacen nada a la salud. Supongamos que se encuentre algún efecto secundario. No querer que tu hijo tenga un 0.000001% de mayor predisposición a sufrir ADHD es válido, claro, pero si pensamos con cabeza de hormigas colectivas, entonces podremos comprender que esto iría junto a que una sociedad entera sufra epidemias como la polio. El problema, creo yo, es la incapacidad que tenemos de comportarnos como abejas o como hormigas, o como cualquier ser vivo que priorice su especie más que el individuo. Un hormiguero existe porque sus hormigas no tienen actitudes individualistas.
    Claramente es más cómodo y más seguro no salir a defender tu aldea ante un ataque de leones (sería incómodo y podría traer heridas). El tema está en darse cuenta que aún siendo mucho más cómodo o menos arriesgado, si todos pensasen así estaríamos en problemas y los leones tendrían un buen banquete. Eso sí, antes del banquete, todos estaríamos tranquilos en casa.
    Creo que una buena salida a este movimiento en contra de las vacunas sería reforzar la enseñanza de la historia de las epidemias como la polio. Supongo que los padres que hoy en día están en contra de las vacunas no han estudiado estos episodios de muertes masivas en profundidad (me cuesta creer que, conociendo esto, tengan la postura que tienen).
    Ojo, también pienso que no hay que ser extremista. No le daría a un hijo una cantidad inmensa de vacunas, le daría las realmente necesarias (no me pregunten cómo defino esto, pero quiero decir que tampoco exageraría sabiendo que pueden tener efectos secundarios). Por ejemplo, como dicen en el video, quizá es ridículo darle vacunas contra enfermedades transmitidas sexualmente a un bebé recién nacido. Y por supuesto que si se encontrasen efectos secundarios gravísimos revisaría todo lo que dije anteriormente.
    Por último hago una aclaración: no tengo todavía hijos, quizá el día que tenga me convierta en egoísta y prefiera no vacunarlo, ¡espero que no sea éste el caso!

    1. Gracias por tu comentario! Síguenos en Facebook y Twitter. Estaremos encantados de recibir cualquier sugerencia o cuestión que nos quieras decir.

  2. Es un tema complicado el de las vacunas. El hecho de que hayan vacunas muy discutibles actualmente como la del papiloma (por su coste, efectividad en cuanto a la limitación de la protección…) y los intereses económicos que mueven este sector, hace que hayan reticencias más o menos fundamentadas ante la vacunación.
    Por otro lado está la responsabilidad colectiva de la contención de patógenos pese a que la decisión sea individual.
    Quizás el debate sobre las vacunas no pueda conciliar nunca posturas cuando hablamos desde estas dos vertientes pero lo que está claro es que se tendrían que abrir más foros/espacios para crear lugares de encuentro en un tema que nos afecta a tod@s.

  3. Cierto, la esencia de las vacunas es el bien común, no el bien individual (aunque éste también se produce en la gran parte de los casos). Si un ciudadano decide no vacunarse contra nada, ejerciendo su libertad individual, lo más probable es que no le pase nada, puesto que el resto de la población le protege. Pero si muchos ciudadanos, ejerciendo sus libertades individuales, deciden no vacunarse, se puede poner en riesgo a una población entera.
    Por eso es muy importante poder tener confianza en quienes deciden qué es y qué no es el bien común y cuáles son las vacunas autorizadas, recomendadas, obligadas…
    La transparencia no es el fuerte de los políticos, ni tampoco de muchos científicos que participan en las decisiones, pero creer en los rumores de todo tipo que corren por las redes no me parece tampoco una buena solución.

  4. Van algunos links interesantes. Entre otras cosas aparece la noticia de que le sacaron la licencia al médico que está en la cabeza del movimiento anti-vacuna (por cuestiones “deshonestas” en su investigación). Parece que ahora esta persona escribió un libro, armó una manifestación masiva en chicago y demás cuestiones. En fin, que si bien ya no puede ejercer de médico, sigue trabajando en esta campaña anti vacunación. Para mí es un ejemplo increíble donde alguien puede hablar con la “máscara” de lo científico cuando cada una de las cosas que dice parecen no tener argumento sólidos (¿y la gente no los pide? quizá eso es lo más grave).
    Ahí van los links:
    http://www.sciencebasedmedicine.org/?p=5343
    http://www.sciencebasedmedicine.org/?p=5331
    http://www.theness.com/neurologicablog/?p=1976
    http://www.newscientist.com/article/mg20627622.200-autismmmr-doctor-is-not-giving-up.html?DCMP=OTC-rss&nsref=magcontents
    Saludos!
    Mile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *