Curso de introducción a la RRI en Nápoles

Curso de introducción a la RRI en Nápoles

El pasado 9 de mayo Carolina Llorente impartió un curso de introducción a la RRI en Nápoles. El curso se impartió el primer día del 7th International Symposium on Sensor Science y tuvo una duración de 1 hora y media. Participaron un total de 20 personas: 10 ingenieros y 10 médicos.

 

Los participantes se dedicaban a la investigación biomédica utilizando sensores. Estos sensores sirven para tele-monitorizar personas con determinadas enfermedades a posibles diagnósticos no invasivos. L@s participantes estaban muy interesad@s en la importancia de los equipos multidisciplinares en investigación en temas de bioingeniería y cómo y qué estrategias podían utilizar para incorporar las visiones, necesidades y expectativas de l@s pacientes.

 

Una participante del curso compartió una reflexión muy interesante: «Nosotros los ingenieros estamos entrenados para resolver problemas, tenemos una visión muy práctica y muy resolutiva de las cosas. Por esto creo que nos puede ser muy útil tener reuniones con los médicos y con los pacientes des del principio para tener en cuenta todas las limitaciones físicas o de la naturaleza que sea, puede ser hasta más estimulante para nosotr@s el hecho de tener una visión general y completa del problema.»

¿Qué es la ciencia ciudadana y porqué hoy más que nunca necesitamos tu ayuda?

¿Qué es la ciencia ciudadana y porqué hoy más que nunca necesitamos tu ayuda?

El proyecto GRECO pide la ayuda de personas que, de forma voluntaria, quieran contribuir a demonstrar que la participación de la ciudadanía en los procesos de investigación científica resulta en la generación de productos altamente innovadores, contribuyendo a su vez a los avances científicos.

Hasta el próximo 15 de mayo, los interesados pueden registrarse para participar de un proceso de inteligencia colectiva online y diseñar un producto aplicable a la comunidad científica que trabaja por un mundo más sostenible. No hace falta ser experto en tecnologías, ni en un área temática en concreto… ¡basta con registrarte y estar dispuesto a impulsar tu creatividad durante la semana del 17 al 24 de mayo!

Las mejores propuestas serán recompensadas con premios y el proyecto GRECO se compromete a poner en marcha una de ellas.

 

Hablando de ciencia ciudadana

La Ciencia Ciudadana es un término acuñado para definir el proceso participativo por el cual los ciudadanos se involucran directamente en el proceso de investigación.  No existe un perfil único de científico ciudadano: los niños de un colegio, los estudiantes de universidad, los aficionados a una temática o los expertos en otra, los habitantes de zonas rurales e incluso gente que no sabe leer ni escribir tienen la capacidad de aportar a la investigación en diferentes ámbitos.

Y, ¿por qué es importante la colaboración de la ciudadanía en ciencia? Hay muchas razones, entre ellas:

  • Porque una perspectiva diversa e inclusiva asegura un proceso de investigación responsable, que tenga en cuenta las necesidades, expectativas y preocupaciones de la sociedad.
  • Porque se ha demostrado que el pensamiento colaborativo es el que produce verdaderas innovaciones sistémicas y disruptivas, en vez de pequeñas innovaciones graduales. Esto se ha aplicado es proyectos como PolyMath y es también el potencial que persigue el proyecto CoLab UPM.
  • Porque existen datos que los científicos necesitan para sus trabajos y que, por su diversidad, disparidad geográfica o incluso singularidad, serían difíciles de registrar de no ser por la ayuda de la ciudadanía. Esto se ha hecho en proyectos como D-NOSES, Contadores de estrellas, LiquenCity o Micromascotas.
  • Porque el avance de la tecnología y las grandes infraestructuras tecnológicas están proporcionando cantidades enormes de datos, que los propios equipos de investigación son incapaces de analizar. Entonces, a través de juegos y aplicativos, la ciudanía contribuye a clasificar o seleccionar esos datos facilitando el trabajo; como ha ocurrido en los proyectos MalariaSpot y STARTS4ALL.

 

Aunque la mayoría de investigadores reconocen las bondades de la Ciencia Ciudadana, no es fácil convencer a los científicos que cambien sus hábitos de trabajo para intentar que los ciudadanos sean una parte activa de sus investigaciones.  En la actualidad, el científico se ha convertido en un actor que asume múltiples responsabilidades, investigando, transmitiendo el conocimiento, formando nuevos investigadores, buscando y gestionando la financiación e incluso estudiando la Ley. Por eso, cuando GRECO ha preguntado a investigadores sobre la ciencia ciudadana, es evidente la desconfianza por adoptar nuevas propuestas y comprometerse con una manera diferente de actuar.

 

Participación ciudadana para crear Ciencia Ciudadana

En GRECO entendemos la desconfianza de los científicos e intentamos escuchar de forma activa y buscar soluciones, al tiempo que perseguimos el legado de integrar de forma habitual la Ciencia Ciudadana en los procesos científicos. Por ello, estamos explorando una iniciativa que denominamos Participación ciudadana para crear Ciencia Ciudadana.

 

La metodología que estamos ensayando consta de dos fases:

  1. Preguntamos a investigadores: ¿cómo puede la ciudadanía colaborar de forma activa en tu investigación, en este caso, en energía solar? Y ¿por qué los ciudadanos estarían dispuestos a colaborar de forma voluntaria en dicho proceso? Es decir, ¿qué ofrece tu investigación a la sociedad? En esta fase, ya culminada, recogimos más de 60 respuestas de equipos de investigación internacionales.

 

  1. Ahora, ¡es tiempo de involucrar a la ciudadanía desde la concepción del proyecto! En esta fase, ciudadanos de todas partes del mundo se implican para diseñar y planear un producto que responda al reto abordado por los científicos en la fase anterior. Es por eso que convocamos a todos a participar y aprovechar el enorme potencial de la colaboración para crear un proyecto de ciencia ciudadana entre el 17 y el 24 de mayo.

 

 

Todas las propuestas serán evaluadas por un jurado compuesto por representantes de diversas disciplinas y sectores de la sociedad. GRECO se compromete a ejecutar técnicamente la idea mejor evaluada y así seguir promoviendo la integración de la sociedad civil como un continuo en la ciencia y la tecnología.

 

En conclusión, GRECO desarrollará un producto innovador ideado y planificado de forma conjunta por la ciudadanía. Así, GRECO empodera la inteligencia colectiva y el conocimiento que existe más allá de la academia y espera que el producto desarrollado sea un bien común que permita que la investigación en energía solar avance de forma responsable.

 

Ana Belén Cristóbal & Luisa Barbosa

Convocatoria abierta: FORTALECER LA CIUDADANÍA, PROMOVER LA ENERGÍA SOLAR

Convocatoria abierta: FORTALECER LA CIUDADANÍA, PROMOVER LA ENERGÍA SOLAR

El proyecto GRECO promueve la cooperación entre ciudadanos y científicos. Por eso, con esta convocatoria, invitamos a todos los ciudadanos a que aprovechen su creatividad y la inteligencia colectiva para dar ideas sobre cómo incluir a la ciudadanía en la investigación en energía solar.

¿Estás interesado en la energía solar? ¿Tienes ideas novedosas y emocionantes sobre cómo los científicos pueden mejorar la investigación y hacerla más inclusiva? ¡Entonces participa en nuestro concurso internacional!

Durante cinco días, tu reto será trabajar con un equipo para analizar los comentarios de 50 científicos sobre cómo podría ser la investigación centrada en los ciudadanos. Después, deberán elaborar una propuesta práctica de dos páginas en la que describan sus ideas.

Los participantes recibirán la lista completa de comentarios, indicaciones y criterios de evaluación de las propuestas en la ceremonia de apertura del concurso el 17 de mayo de 2019.

Atención al calendario:

No te pierdas la oportunidad de participar y ganar hasta 1.700 euros.

¡Las inscripciones cierran el 15 de mayo!

La información detallada y las bases reguladoras del concurso están disponibles en la Web.

 

Información adicional:

GRECO busca poner en práctica la Ciencia Abierta (Open Science) a través de un proyecto de investigación en energía solar. GRECO quiere demostrar que un mayor respaldo social desemboca en un incremento en la utilización e integración de los productos de innovación en este campo. Así, basados en los principios de la RRI y en la participación ciudadana, GRECO propone soluciones para aumentar la vida útil de la tecnología, reducir sus costes con un mayor rendimiento y aportar innovaciones en agricultura y arquitectura. El proyecto es financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea (Grant 787289).

 

  

La investigación responsable cruza el océano para volverse global

La investigación responsable cruza el océano para volverse global

¿Qué significa ser responsable en ciencia e innovación? En Europa y Estados Unidos, cada año es más común encontrar convocatorias públicas que incluyen en sus criterios de evaluación el concepto de Investigación e Innovación Responsables (RRI). Sin embargo, muchos de los esfuerzos por definir e implementar el concepto se han enfocado en estas dos zonas.

Por ello, el Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universitat Pompeu Fabra como parte del proyecto GRECO se ha esforzado por discutir este concepto en otras regiones del mundo, buscando enriquecerlo y adaptarlo a los diferentes contextos sociales. Así, en la primera semana de abril tuvo lugar en la prestigiosa Universidad de Sao Paulo (USP), en el Instituto de Energía y Ambiente (IEE USP), un curso intensivo de tres días, titulado <<Considering Responsibility in Research and Innovation>>.

En este curso, los participantes exploraron cómo hacer que los proyectos de investigación, sus procesos y resultados sean más responsables, así como familiarizarse con las definiciones, claves y dimensiones de dicho concepto. La dinámica se basó principalmente en trabajo práctico y grupal, en el que los participantes reflexionaron sobre la RRI. Su deliberación, así como la literatura apropiada y el uso de casos de ejemplo, orientaron su trabajo para co-crear una propuesta de investigación que consideró la responsabilidad en todas sus formas, desde la ciencia abierta, la igualdad de género y la inclusión hasta la ética y la anticipación, entre otras.

El curso también contó con algunas sesiones plenarias. Gema Revuelta, directora del centro, y Luisa Barbosa, investigadora asociada, introdujeron la definición y dimensiones del concepto, así como ejemplos destacables en los que se ha intentado poner en práctica. Además, como representante local, se contó con la participación de la Profesora Ana Paula Tavares Magalhães Tacconi, doctora en historia y asesora de la vicerrectoría de investigación de la USP, quien abordó la situación actual de la universidad en temas de ciencia abierta y ética.

Al finalizar el curso, 16 investigadores, técnicos de laboratorio, docentes y administrativos recibieron su certificación y reportaron su interés por implementar las prácticas de RRI en su campo profesional. Además, al preguntarles por conceptos clave asociados a la palabra “responsabilidad”, los participantes cubrieron la mayoría de los aspectos identificados por los expertos en RRI.

 

Con este paso, el proyecto GRECO, en el que participa la Universidad Pompeu Fabra (UPF) junto con instituciones de cinco países europeos y un país latinoamericano, continua la línea de formación que ya ha estado en España y Alemania. Nuestro próximo destino será Bulgaria.

 

Así, GRECO busca poner en práctica la Ciencia Abierta (Open Science) a través de un proyecto de investigación en energía solar. GRECO quiere demostrar que un mayor respaldo social desemboca en un incremento en la utilización e integración de los productos de innovación en este campo. Así, basados en los principios de la RRI y en la participación ciudadana, GRECO propone soluciones para aumentar la vida útil de la tecnología, reducir sus costes con un mayor rendimiento y aportar innovaciones en agricultura y arquitectura. El proyecto es financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europe (Grant 787289).

 

  

Grandes proyectos para la ciencia y el conocimiento en la Escuela Internacional de Periodismo Científico

Grandes proyectos para la ciencia y el conocimiento en la Escuela Internacional de Periodismo Científico

Aina Crosas, del CCS-UPF, asistió a la 10ª edición de la Escuela Internacional de Periodismo Científico. El tema de la edición 2019 de la escuela fue «Grandes proyectos para la ciencia y el conocimiento«.

 

El curso se centró en algunos esfuerzos internacionales sobresalientes, como el Conjunto de Telescopios de Cherenkov, el Telescopio de Einstein, la Quantum Computing Flagship Initiative y el Futuro Colisionador Circular (FCC), que serán el núcleo de los desafíos científicos de los próximos años y décadas. y motivarán el trabajo de periodistas y comunicadores científicos durante mucho tiempo.

 

A medida que aumenta el conocimiento científico y los límites de la ciencia avanzan, estableciendo objetivos cada vez más ambiciosos y complejos, el desarrollo de grandes proyectos científicos, que involucran a cientos o miles de científicos de diferentes países e instituciones y la construcción de enormes instalaciones, se está volviendo cada vez más esencial para el logro de esos objetivos.

 

La estrecha colaboración entre científicos y comunicadores científicos es, por lo tanto, más relevante que nunca para garantizar que la información sobre esos temas sea precisa, completa y lo más amplia posible.

 

La escuela se llevó a cabo del 6 al 11 de abril de 2019 en Erice (Sicilia), Italia. El evento está organizado por la Ettore Majorana Foundation and Centre for Scientific Culture.

 

Para obtener más información, podéis visitar su sitio web: http://eissjc.lnf.infn.it/

Integrar el concepto de “investigación e innovación responsables” en estudios de audiencia y recepción

Integrar el concepto de “investigación e innovación responsables” en estudios de audiencia y recepción

 

El artículo “La investigación responsable en los estudios de audiencia y recepción”, de Mònica Figueras-Maz, Lorena Gómez-Puertas y Gema Revuelta se ha publicado en el último número de la revista EMPIRIA.

Este artículo analiza en primer lugar la evolución y actualidad de los estudios de audiencia y recepción desde la perspectiva de los retos a los que se enfrenta (conceptuales, metodológicos y éticos). A continuación, describe el origen, evolución y tendencias del concepto de Investigación e Innovación Responsables (RRI por sus siglas en inglés). Finalmente, las autoras reflexionan sobre cómo puede aplicarse la RRI a los estudios de audiencia y recepción.

La investigación responsable incluye la implicación de múltiples actores y público a lo largo de todo el proceso de la I+D+i, la necesidad de reflexionar sobre el impacto futuro y adelantarse mediante procesos de anticipación, la integración de conceptos relacionados con la inclusividad (tales como la perspectiva de género), y un énfasis en el adecuado tratamiento de las cuestiones éticas y de integridad científicas. El movimiento RRI pretende que la investigación e innovación estén orientadas a conseguir resultados sostenibles, éticamente aceptables y socialmente deseables. Además, busca que todo el proceso y las prácticas que comportan la investigación e innovación estén alineados con los valores, las necesidades y las expectativas de la sociedad. La investigación en comunicación no se escapa de esta tendencia: en esta nueva concepción, la responsabilidad no se atribuye sólo al investigador, sino que avanza hacia el concepto de corresponsabilidad.

Con el impulso inicial que la Comisión Europea da a este movimiento, se aboga por una investigación inclusiva y sostenible. Este artículo quiere ayudar a reflexionar sobre cómo se puede incorporar la RRI al trabajo de los investigadores del campo de la comunicación.

Aunque se trata de un movimiento muy reciente que ha emergido sobre todo en el campo de las ciencias experimentales y de la salud, se está extendiendo a todas las disciplinas de las ciencias sociales. La integración de la RRI (en todos o en algunos de sus aspectos y dimensiones) en el estudio de audiencias y recepción podría contribuir a mejorar la calidad de este campo de la investigación y a potenciar su impacto científico y, sobre todo, social y comunitario.

 

Aquí podéis ver el texto completo.