El público percibe con expectativas y también con cautela el uso de las tecnologías de neuromejora en el ámbito educativo y laboral

El público percibe con expectativas y también con cautela el uso de las tecnologías de neuromejora en el ámbito educativo y laboral

Un equipo internacional de investigadores ha revelado cuáles son las opiniones de la ciudadanía europea y de Estados Unidos sobre un hipotético uso de técnicas de “neuromejora” en el entorno de la universidad y en el ámbito profesional. Se denomina “neuromejora” a la aplicación, en personas sanas, de una técnica o sustancia para mejorar alguna capacidad cognitiva estratégica, como pueda ser la memoria, la concentración, el cálculo, etc. El uso de estas tecnologías no suele ser cuestionado cuando se aplica en el tratamiento de enfermedades, la diferencia que aporta esta investigación radica en que lo que se explora es qué opina la población general respecto al uso y la investigación en personas sanas. (más…)

Proyecto GRECO: ciencia ciudadana para el desarrollo de la energía fotovoltaica

Proyecto GRECO: ciencia ciudadana para el desarrollo de la energía fotovoltaica

El Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra (CCS-UPF) participa junto a otros 10 socios internacionales en el proyecto europeo GRECO, que pone en práctica los conceptos de investigación e innovación responsables y “ciencia abierta” para el desarrollo de productos fotovoltaicos socialmente responsables.

El proyecto europeo GRECO (“Fostering a Next Generation of European Photovoltaic Society through Open Science”) aplica el concepto de Investigación e Innovación Responsables (RRI por sus siglas en inglés) al ámbito de la energía fotovoltaica para orientar la innovación hacia los desafíos actuales de la sociedad. La RRI defiende que una investigación o innovación, para ser responsable, tiene que tener en cuenta las necesidades, expectativas y valores de la sociedad en que se desarrolla. El proyecto, que es una iniciativa del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros para sus tres años de duración.

El Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) coordina este proyecto de investigación multidisciplinar en el que, además de los investigadores, otros agentes como la administración y la industria, los profesionales de diferentes gremios y los propios ciudadanos participarán de forma conjunta para desarrollar seis productos innovadores relacionados con la energía fotovoltaica.

Además, a través de las herramientas de “ciencia abierta” se compartirán al máximo los datos y resultados (en línea con el llamado Open Access o acceso abierto) para generar un proceso de investigación más accesible para el resto del mundo. “Esto sin duda permitirá que los conceptos científicos desarrollados puedan ser reutilizados rápidamente por terceros, la ciencia pueda avanzar de forma más transversal y no haya doble financiación de las mismas investigaciones en diferentes partes del mundo”, comentan Ana Belén Cristóbal y Carlos del Cañizo, coordinadores de este proyecto.

El CCS-UPF participará en el proyecto por su larga y demostrada experiencia en participación ciudadana, comunicación científica y RRI. Entre otras acciones, lidera la formación en RRI a nivel interno del proyecto GRECO, así como la elaboración de un modelo de ciencia abierta y responsable ejemplificado en la energía fotovoltaica.

Una asociación internacional para obtener el mayor impacto

El consorcio de investigación, coordinado por la Universidad Politécnica de Madrid, contará con la participación de la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad de Évora (Portugal), el Laboratorio Central de Energía Solar (Bulgaria), el Instituto Helmholtz de Berlín (Alemania), el Instituto Reiner Lemoine (Alemania) y la Universidad de São Paulo (Brasil). Asimismo, la Junta de Andalucía, la empresa suiza Insolight y la Asociación Euromediterránea de Regantes son socios del Consorcio.

Fuente: https://www.upf.edu/inicio/-/asset_publisher/UI8Z8VAxU47P/content/id/213457190/maximized#.WxeZikiFOUk

El proyecto HEIRRI publica una investigación sobre la enseñanza de la RRI (Investigación e innovación responsables) en la universidad

El proyecto HEIRRI publica una investigación sobre la enseñanza de la RRI (Investigación e innovación responsables) en la universidad

El equipo del proyecto HEIRRI (Higher Education Institutions and Responsible Research and Innovation), coordinado por Gema Revuelta a través del Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra (CCS-UPF), ha publicado un artículo científico sobre la enseñanza de la Investigación e Innovación Responsables (RRI) bajo el título “Teaching Responsible Research and Innovation: A Phronetic Perspective”. Se ha publicado en la revista Science and Engineering Ethics de la editorial Springer. Se puede acceder aquí. (más…)

Tres de cada cuatro personas aprobarían el uso de la edición genética en adultos con fines terapéuticos

Tres de cada cuatro personas aprobarían el uso de la edición genética en adultos con fines terapéuticos

173341202_9ee6737a7cUn equipo internacional de investigadores, entre los que se encuentra Gema Revuelta, directora del Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad (CCS) de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), revela en un estudio la percepción que tiene la población de varios países sobre la edición genética en humanos. Los resultados de la investigación, que forma parte del proyecto Neuroenhancement and Responsible Research and Innovation (NeRRI), muestran que, en general, la sociedad apoyaría mayoritariamente el uso de  la edición genética para tratar enfermedades, mientras que su uso para mejorar las capacidades cognitivas del individuo (tales como la memoria o la capacidad de aprendizaje) presentaría más reticencias, especialmente en un hipotético uso en fase prenatal.

Desde su aparición en el año 2013 como herramienta de edición genética, la técnica CRISPR-Cas9  ha despertado muchas expectativas por su posible aplicación en humanos (enfermos y sanos) pero a la vez también se ha visto asociada a un debate de tipo ético. Científicos, especialistas en ética y reguladores han establecido algunos límites en los que existe ya un claro consenso (como el de no modificar las líneas germinales o las características que puedan heredarse), pero las posibilidades que abre esta tecnología son tan diversas y su avance tan acelerado, que es necesario explorar el problema con más profundidad y, sobre todo, tener en cuenta también la voz de la propia sociedad. (más…)