.

Desde hace años, en los medios de comunicación se anuncian productos que están avalados por centros de investigación o por médicos que aparecen recomendando su uso. Esta práctica se ha convertido en un modo habitual de publicidad donde podemos encontrar productos que tienen grandes beneficios para nuestra salud:  yogures para la flora intestinal, bebidas que regulan el colesterol, lácteos que protegen los huesos de la osteoporosis, etc. Hasta ahora parecía que el médico o el nombre del centro de investigación que aparecían en el anuncio valía como garantía de calidad y fiabilidad, sin embargo finalmente la UE ha tomado cartas en el asunto. Os recomendamos el artículo de El País «Doctor, recete este yogur», publicado el sábado 24 de abril.





firma
Este blog cuenta con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades