.
En 2009 apareció una nueva enfermedad. Nació en México y su llegada  desconcertó a medio planeta. Puso en jaque a la máxima autoridad mundial en lo que a salud se refiere y los políticos recomendaban no dar la mano ni besar. La prensa auguraba cifras crecientes de afectados. Una pandemia en toda regla. ¿Qué debía hacer el ciudadano frente a la que se dio a conocer como gripe porcina? “El nombre importa” es el apartado que dedica el Informe SAM 2009, Seguridad Alimentaria en los Medios, publicado por el OCC y la Agència Catalana de Seguretat Alimentària.

De “gripe porcina” a “gripe A”, pasando por “gripe nueva” y “virus N1H1”. El estudio analiza cómo desapareció el término “gripe porcina” de los medios de comunicación a través de un seguimiento del tartamiento en medios escritos y audiovisuales en Catalunya; un cambio propuesto desde de las instituciones para evitar posibles confusiones en el consumidor.

El vídeo forma parte de los objetivos del proyecto “Observatorio en acción” que recibió una ayuda de la FECYT en su convocatoria de 2010 para el fomento de la cultura científica y tecnológica.

.


.

Un pensamiento sobre “De gripe porcina a gripe A: el nombre importa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *