El jueves 20 de junio se presentó el Informe Quiral 2018: “Mujer, salud y comunicación”, que ha evaluado la comunicación que ejercen los medios desde la perspectiva de género, con un énfasis especial en el papel de la mujer, y ha comparado dicha comunicación con la necesidad informativa de la población.

Antoni Vila Casas, presidente de la Fundación Vila Casas, y David Comas, director del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (DCEXS) de la UPF presidieron el acto y Gema Revuelta, directora del Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la UPF (CCS-UPF), presentó los resultados principales del informe.

La elección del tema de la perspectiva de género en salud ha estado motivada porque 2018 ha sido un año especial para el feminismo y la lucha de las mujeres por conquistar sus derechos. “Abordar la comunicación de la salud desde la perspectiva de género significa explorar las diferencias que se producen por motivos biológicos, pero también las desigualdades ocasionadas por la diferente distribución de roles sociales que genera injusticia social y problemas de salud”, detalló Gema Revuelta.

El estudio se ha centrado en el contenido de los artículos publicados durante el año en los cinco diarios de mayor difusión en el territorio español. También se han analizado las búsquedas en Google para ver las necesidades informativas de la población. Para los estudios de caso (dolor crónico, salud cardiovascular y salud sexual y reproductiva) se han incluido también las emisoras de radio y los canales de televisión que integran RTVE.

En conjunto, los resultados muestran que, en comparación con lo que sucedía hace 20 años, los medios de comunicación han tenido en 2018 una mayor perspectiva de género a la hora de cubrir los temas de salud. En concreto, a principios de siglo solo el 7,7% de los artículos sobre cuestiones de salud incluían alguna información sobre las diferencias entre hombres y mujeres en la enfermedad o tema que se estaba tratando, mientras que en 2018 esa información se ha incluido en un 20,1% de las noticias. A pesar de esta mejora, “aún encontramos déficits en la comunicación y malas prácticas inexplicables en una época como la nuestra”, puntualizó la directora del estudio. No se han detectado casos individuales de sexismo extremo en los medios, pero sí una suma demasiado abundante de olvidos, usos poco recomendables del lenguaje o de las imágenes, etc.
Por un lado, el informe recomienda a los periodistas y la comunidad médica y sanitaria establecer medidas para que los problemas de salud de la mujer sean verdaderamente visibles en la agenda mediática (y, por tanto, en la agenda social, política y sanitaria). Además, garantizar que los referentes expertos en materia de investigación, asistencia y política sanitaria sean más acordes con una realidad de una profesión cada vez más feminizada. Ahora se citan más mujeres expertas que hace 20 años (35,59% ahora frente al 17,77% de principios de siglo), pero es un porcentaje demasiado bajo. Finalmente, es necesario un esfuerzo para que el lenguaje y las imágenes dejen de reproducir estereotipos sexistas.
El Informe Quiral es un análisis anual de las informaciones sobre salud y medicina publicadas en los medios convencionales (prensa, radio y televisión) y redes sociales. Surge de una iniciativa conjunta entre la Fundación Vila Casas y el CCS-UPF en el año 1997. Desde entonces se ha convertido en un importante instrumento sociológico: un referente anual de las grandes preocupaciones de nuestra sociedad en el ámbito sanitario y su repercusión en los medios de comunicación.




firma
Este blog cuenta con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades