.
Es pura matemática. De la unión entre el séptimo arte y la ciencia sólo pueden salir cosas buenas. Cierto es que también se han rodado malas películas pero la inmensa mayoría consiguen su objetivo que es divulgar ciencia, es decir, hacer llegar conocimiento científico, en mayor o menor medida, al público general.

Con este propósito nace Cinema al Campus y como muestra, dos botones: Black Rain y Inherit the wind. Para no destriparlas mucho, por si alguien no las ha visto, sólo resaltaré que ambas tienen en común resaltar la vertiente social de la ciencia.

Black Rain analiza cómo la bomba de Hiroshima afectó, a corto, medio y largo plazo a los habitantes que se encontraban bajo su radio de acción. Por su parte, Inherit the wind se centra en los férreos principios de un sencillo profesor de escuela cuyo único deseo es enseñar la verdad científica a sus alumnos. Esto desemboca en un juicio sin precedentes en la historia de Norteamérica.

Galileo, The man in the white suit y Gattaca completan la cartelera para los próximos martes y todo, completamente gratis. Así que ya sabes, aún estás a tiempo. Échale un vistazo al programa y déjate envolver por la magia del séptimo arte (además, científico).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *