.En otros tiempos los museos de historia natural eren ventanas a mundos exóticos, enseñaban a la gente cosas que no conocían como animales salvajes de las tierras lejanas y bustos u objetos de sociedades primitivas. Pero actualmente este papel ha pasado a ser secundario ya que el público ahora puede ver animales exóticos en los zoológicos, en la televisión o en Internet.

El conservador del Muséum d’histoire naturelle de Tolouse, Pierre Dalous, afirma que hoy en día el objetivo de estos museos no es

acumular muestras de animales sino que proporcionar evidencias científicas sobre la biodiversidad, los ecosistemas y el medio ambiente del territorio dónde viven, y que en el futuro “las nuevas colecciones serán puramente científicas y no educativas”.

Leer artículo en francés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *