ScienceMuseum1Los museos y ferias de ciencia tienen claros efectos positivos a largo plazo, tanto en sus visitantes como en las ciudades en las que se ubican. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado en 6 ciudades españolas en el que se han analizado 9 iniciativas de cultura científica (museos de ciencia, planetarios, ferias de ciencia, etc.). La investigación ha estado dirigida por Gema Revuelta, directora del Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra (CCS-UPF) y en ella han participado Núria Saladié, Mari Carmen Cebrián y Héctor Rodríguez, colaboradores de dicho centro. El estudio ha recibido la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología – Ministerio de Economía y Competitividad.

Los tres efectos principales sobre la comunidad local o la ciudad son:

  • la contribución de los museos y ferias al sistema educativo de la ciudad (y de las ciudades de su entorno) en la etapa escolar
  • el impacto en la identidad e imagen de la ciudad (en especial, atribuyéndole características de “ciudad de cultura científica”)
  • la contribución a la oferta cultural y de ocio, así como un medio de información para el ciudadano sobre cuestiones de ciencia.

Los efectos sobre los visitantes a nivel individual más destacados son:

  • a corto plazo, destaca el impacto emocional que produjo la experiencia en sus visitantes y el hecho de que les despertó durante un tiempo la curiosidad por un tema
  • a largo plazo, los visitantes repetitivos destacan la percepción de que estas experiencias contribuyeron a su propia formación en la etapa escolar (y en algunos casos también a la formación continuada de los adultos), así como un aumento en la percepción de su ciudad en su faceta más científica y de generación de conocimiento. Una se consideran ahora mejor informados que otras personas respecto a unos temas particulares, buscan más información, hablan sobre estos temas con sus conocidos o incluso dicen ser hoy unos auténticos aficionados.

Gema Revuelta concluye “los responsables políticos locales y los representantes de los entornos académico y del mundo empresarial, deberían tener en cuenta estos resultados a la hora de planificar las actividades culturales de una ciudad o de establecer planes estratégicos para la misma”.

El estudio ha utilizado metodologías de análisis de tipo cualitativo (12 focus groups con participación de casi 100 voluntarios, representantes de la ciudadanía en general, y 8 entrevistas a distintos responsables de los centros analizados). Además, se ha utilizado un programa de análisis de datos cualitativos asistido por ordenador (Atlas Ti WIN versión 7.5).

El informe completo Efectos a largo plazo de los museos y ferias de la ciencia en España

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *